Convento de las Hermanas Brígidas

La capilla que se encuentra en el convento de las Brígidas, es Barroca del s. XVII, con retablo del s. XVIII, ambas son obras de Felipe Berrojo y Juan de Bahamonte, la sencillez de las cúpulas delatan lo temprano de este barroco todavía sin grandes alardes ni ostentaciones. En el retablo mayor, se puede contemplar en mayor tamaño la escultura de Santa Brígida, junto a ella su hija Catalina acompañada de algunos Jesuitas. A un lado veremos la Inmaculada y en el otro una escultura de San José.

Este convento fue fundado en 1671 por don Gaspar de Berdeces, canónigo y beneficiario de Santa Eulalia. Rodeando el edificio veremos la amplitud con la que cuenta este convento.

Convento de las Hermanas Brígidas