Cada 5 de Febrero, en la villa se celebra una fiesta de gran importancia para todas las mujeres “Las Aguedas”, día en el que el alcalde, pasa su bastón de mando, por unas horas, a la mujer que haya sido elegida para ostentar este cargo. El día comienza con pasacalles, seguido del traspaso de poderes, una misa, comida y baile de hermandad.